tantra sexo y orgasmos

Tantra, sexo y orgasmos

El tantra es una práctica muy antigua cuya principal premisa es la aceptación de la vida dentro de los placeres sagrados como la sexualidad. 

Es decir, practicar tantra implica no sólo comprender y transformar cada evento en la vida para darle una mejor forma, también llevar a la consciencia humana a un nivel de unidad con el cosmos del Infinito. De este modo, a través de la meditación y las prácticas sexuales podemos transformarnos en un UNO y trascender hacia la expansión y la liberación de la energía incondicional que se expresa en el cuerpo pero que viene del alma. 

Para los practicantes del tantra, cuando la consciencia se expande, el espacio y el tiempo desaparecen para ver más allá de “un pequeño yo” –también llamado “ego”– y ese velo de la ignorancia. En otras palabras, cuando la consciencia se expande, es posible percibir ese Ser real sagrado, potente y digno de respeto. De modo que permite desaparecer al sujeto y al objeto, a la otredad, y sobreviene la maravilla de la unidad, el amor, la verdad y la belleza. Se pasa del miedo a la unidad. 

Sexo según el Tantra

Si bien muchas personas esperan encontrarse con una serie de posturas o consejos sobre cómo mejorar sus prácticas erotico-festivas, la realidad es que el Tantra es una práctica que necesita tomarse muy en serio. 

De acuerdo con la premisa tántrica, lo que culturalmente se considera como “la sexualidad” –vulgar o pecaminoso– es realmente sólo una máscara artificial que suprime a lo natural. Mientras que lo natural, el núcleo más interno, es Samadhi, lo más sagrado. De modo que la práctica sexual es en realidad una práctica Samadhi o una alquimia de pasión, autoconocimiento e integración. En otras palabras, el sexo es una experiencia meditativa que conlleva a una experiencia suprema, mística, íntima y creativa hacia la unidad y la verdad. 

Por ello es indispensable cuidar toda la energía erótica y sexual que conlleve toda la práctica. Saberla regular para poder disfrutar de una práctica sexual de hasta más de 24 horas, con sus respectivas inyaculaciones y liberaciones hacia el placer y lo sagrado. Es decir que, a través del despertar de la Kundalini –dormida en la base del chakra Muladhara– la diosa Shakti recorrerá su camino por cada chakra hasta el chakra Sahasrara, en donde encontrará a Shiva. 

kundalini tantra

Para activar cada chakra, la diosa Shakti requiere de la estimulación adecuada de las sensaciones corporales antes de la penetración tántrica. En otras palabras, se necesita dar tiempo y espacio a cada uno de los escalones del Placer Supremo a través de caricias tántricas con dos principales objetivos: 

  • El desarrollo del deseo y las sensaciones eróticas que ayudan a realizar dos maniobras distintas: las presiones estáticas y las presiones dinámicas. 
  • Derribar inhibiciones y estimularse sexualmente de modo que incremente el deseo mutuo y llevar a un placer acompañado. 

 

Disfruta de el juego de cartas Kamasutra dando click aquí. 

 

Principios del Maithuna o el sexo tántrico

Entre los principales principios del Maithuna o del sexo tántrico se encuentran los siguientes puntos: 

La intimidad auténtica

Estar en una habitación como si estuvieras solo pero acompañade, de modo que no existe ningún temor hacia la pareja. Si hay verdadero amor entonces se puede comportar como si se estuviera a solas. Y cuando dos cuerpos se vuelven uno, tienen un solo ritmo, desaparece la dualidad y el sexo puede liberarse completamente.

Propiciar la unión de Shiva y Shakti internos

A través del ritual de la penetración tántrica, el lingam –pene– y el yoni –vulva–, la unión entre ambos Shiva y Shakti internos representa el punto culminante de las divinidades internas. Se trata de la comunión con lo cósmico y lo trascendente. 

Llevarlo a cabo sin un objetivo en específico

Para que la práctica sexual dure horas y fomente la meditación de lo sagrado, es indispensable evitar el orgasmo la mayor cantidad de veces posibles. De esta manera la experiencia resultará más potente y se prevendrá de gastar energía y fluidos innecesariamente. 

Aquí se le recomienda a los cuerpos con pene aprender el arte de la inyaculación –o el arte de disfrutar de un orgasmo sin eyacular o eyacular hacia dentro–. 

Disfrutar del placer sin intentar apegarse a él

El placer es bondadoso y precioso, pero es sólo pasajero. Disfrutar del placer implica no aferrarse al orgasmo como el único objetivo de la práctica sexual. Se trata de practicar el placer para un bien mayor: el de la Unidad con el cosmos. 

Ser consciente de la energía y la meditación en todo momento

Entre las sensaciones eróticas y la explosión sensorial suprema, es importante experimentar la abolición parcial de las reacciones de los órganos sensoriales. Es decir, las momentáneas pérdidas de conciencia en el momento en que inclusive las contracciones musculares del orgasto duran segundos e inclusive minutos. 

La causa de ello parece residir en la disminución temporal de la circulación cerebral bajo el efecto de la ascendente intensidad de las sensaciones o en la hiperventilación respiratoria. 

Olvidarse de los egos y permitir que la mente se libere de las creencias irracionales 

Debido al punto explicado anteriormente, este es un momento de liberar nuestros egos y esas creencias irracionales que pueden entorpecer nuestro estado meditativo en compañía. En el Tantra, una sola práctica sexual puede implicar una preparación de meses atrás –en donde la meditación debe ser rigurosa, el contacto físico y verbal con la pareja debe ser mínima, etcétera. Se trata de comprometer mente, cuerpo y espíritu en esta unión de lo sagrado. 

Para el Tantra, el sexo constituye para un puente de conexión espiritual y cósmica que la vincula con lo divino y con lo trascendente. Porque cuando se toma conciencia de que no estamos separados, sino que todos somos Todo… Es el momento de la Moksha o la Iluminación o Liberación. 

Descubre más sobre estimular todas las sensaciones corporales con el Kit Erótico Kamasutra dando click aquí.

Escríbenos tus dudas y comentarios a: info@vibracions.com

Autora de la nota: @maria.jose.ca
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + 11 =