bdsm vibracions

Prepara tu primera sesión de BDSM

El BDSM –Bondage, Dominación, Sumisión/Sadismo y Masoquismo– es una práctica que llama mucho la atención a las parejas.

En especial cuando desean variar el sexo, tras largos años de una rutina. Aunque hay para quienes el BDSM es un estilo de vida, de personalidad e inclusive de ropa. El BDSM puede ser una práctica que unifica a la pareja desde la excitación y la intimidad. 

A diferencia de las prácticas sexuales heterosexuales (llamadas vainilla), en el BDSM requiere tiempo de preparación. Hay ocasiones en que el BDSM necesita prepararse durante varios días de antelación, para conocer los diferentes niveles de dolor, las diversas fantasías y las distintas pieles. 

Descubre más: Conoce la historia del BDSM 

Los preparativos de una noche BDSM

Antes de comenzar con los preparativos de una noche de sensaciones intensas, es importante tener en cuenta muchas cosas. Entre ellas, por ejemplo, es el consentimiento. Para organizar una noche de pasión es importante hablar con la pareja sobre qué se desea, qué prácticas y fantasías se podrán o llevarán a cabo. Supongamos que la pareja estará desnuda y amarrada a la merced de alguien: es conveniente saber bajo qué condiciones. En inglés hay un acrónimo al respecto. Se trata del SSC (“safe, sane and consensual”, que quiere decir “seguro, sano y consensuado”). 

Lo primero, ante todo, es la seguridad y el placer. 

Descubre más: ¿Cómo utilizar las velas eróticas? 

Es importante tener en cuenta que varias de las fantasías y prácticas del sumiso vendrán del gusto de complacer a su amo. Sin embargo, como amo, se tiene la responsabilidad de complacer al sumiso. Por ello, las prácticas BDSM requieren de respeto mutuo. 

Otro aspecto indispensable para los preparativos es el tiempo adecuado y el espacio para cada práctica. A diferencia del sexo vainilla, las prácticas BDSM requieren tiempo no sólo de preparación, también de llevarse a cabo. Se trata de una puesta en escena de una fantasía, consensuada y jugada. Sí, jugada. Porque las prácticas BDSM son parte del juego del erotismo. 

Por ello, hay que preparar el escenario: la ropa, los instrumentos e inclusive, si es necesario, realizarse duchas rectales (enema).

Descubre cómo hacer una ducha anal.  

Las reglas BDSM

Los protocolos son indispensables para alimentar las fantasías BDSM. Cada pareja BDSM tiene sus propias reglas y escenarios a jugar. Hay algunos amos quienes solicitan que sus sumisas tengan prohibido entrar a la habitación (o piso) con ropa, por lo que se deben desnudar en el pasillo. 

Hay otros amos que piden que durante la sesión no se puede mirar a los ojos ni tampoco hablarle. Excepto la palabra de seguridad. 

La palabra de seguridad en el BDSM existe para establecer límites y hablar claro y conciso sobre lo que a alguno de los participantes les disgusta o les causa dolor extremo. Puede ser una palabra que nada tenga que ver con el juego, aunque muchas personas utilizan el “rojo”, simbolizando que “se acabó en este instante”.

En caso de que las reglas no se cumplan, el amo tiene el derecho a “castigar” a su sumisa. Se trata de un juego disciplinado e inicia desde la puntualidad para llegar al encuentro. Los castigos pueden variar, tratándose de dar una nalgada por impuntualidad. 

Es importante tener en cuenta que los orgasmos le pertenecen al amo, por lo que si no se le obedece y se tiene un orgasmo, el amo puede castigar en función de sus deseos. 

Descubre más: Hablemos de las fantasías sexuales

El after-care o los cuidados después de la sesión

Después de una sesión de BDSM, el amo no sabe con qué emociones está conectando su sumisa… Por lo que para garantizar que el impacto no afecte a niveles excesivos, es importante garantizar un espacio de normalidad porque se trata, todo, de un juego. Se trata de empatizar y conectar con la otra persona. Dar cariños y caricias para diferenciarlo de abuso físico y emocional. 

Recordemos que el BDSM puede ser tanto una práctica como un estilo de vida. De modo que iniciar en el BDSM se necesita mucha comunicación y tomar en cuenta los cuidados necesarios para una salud sexual plena en lo individual y en pareja. Escríbenos a info@vibracions.com para más información.

Descubre más: Sí, hablemos de los fetiches sexuales

Empieza esta práctica del BDSM con este kit de BDSM para iniciar. 

Autora de la nota: @maria.jose.ca
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − trece =