annilingus

¿Cómo hacer un anilingus o beso negro?

El anilingus o beso negro es una de las prácticas con mayor tabú en la sexualidad. Esta práctica, sexo oral en zona anal, es considerada como una de las más placenteras en el erotismo. Sin embargo, está llena de mitos y desinformación

Primero lo primero. 

¿Por qué practicar el beso negro? 

La zona anal está rodeada de una cantidad significativa de terminaciones nerviosas, tales como el pudendo –nervio que se conecta con los órganos sexuales–. De modo que al estimular adecuamente, con la lengua, dedos o inclusive juguetes eróticos, el resultado es placer inolvidable y orgasmos intensos

Prepararse para practicar anilingus

Antes que nada, es importante que en el sexo anal, la higiene lo es todo. Antes de practicarlo, es recomendable limpiar la zona: con una toalla húmeda o con agua y jabón. Sin embargo, en caso de ser más riguroso –y se practique eventualmente la penetración anal–, una ducha anal es lo más recomendado. 

Es bien importante contar con la protección adecuada para prevenir infección –dado que el ano posee muchas bacterias–. Por lo que el uso de una barrera –se puede usar un preservativo cortado y usado como lámina– encima del ano, se convertirá en una barrera perfecta contra las ITS. Ojo. No es recomendable usar el mismo protector durante el anilingus y el cunnilingus –ya sea vaginal o en pene–. 

Descubre cuál es el lubricante ideal para ti con este test.

Hora de la acción: cómo hacer un cunnilingus

Se recomienda practicar erotizando TODA la zona, jugando y estimulando con un lubricante de silicona con sabor a frutas exóticas o jojoba para relajar la zona. Para que el beso negro sea muy placentero, es importante erotizar to-da la zona: desliza la lengua desde el coxis hasta por en medio de los glúteos –sin tocar el ano directamente–. Inclusive, hasta se puede ir desde el perineo hacia arriba. Esto ayudará a activar las terminaciones nerviosas para sensibilizar aún más el ano y el placer sea aún mayor. 

Una vez que se llegue a la zona, no hace falta perderse dentro de él. Quedarse en la entrada es muchas veces más que suficiente, ya que ahí se encuentra la mayor parte de las terminaciones nerviosas que brindan placer. Los círculos y espirales con la lengua o el dedo son ideales para un anilingus placentero. Como un cunnilingus, nunca falla. Ya que permite que la dilatación sea mayor.

En caso de tener más dudas al respecto, escríbenos a info@vibracions.com

Autora de la nota: @maria.jose.ca
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − 9 =