sexo anal doloroso | blog de vibracions

¿Cómo hacer para evitar el sexo anal doloroso?

Nuestras sexólogas certificadas en Vibracions te compartiremos todo lo que necesitas saber para evitar que el sexo anal sea doloroso y puedas disfrutar al máximo de esta práctica de manera placentera y saludable. 


Una de las prácticas más polémicas en el sexo se encuentra el sexo anal. Algunos lo tachan de sucio y de lo que por ahí sale, no tiene que entrar; otros lo asocian directamente con dolor y desconfianza –tanto consigo misme como con la pareja sexual–. Pero la realidad es que existe una vasta desinformación y mitos al respecto del sexo anal, facilitando una práctica insalubre, insegura y dolorosa. 

Nuestras sexólogas certificadas en Vibracions te compartiremos todo lo que necesitas saber para evitar que el sexo anal sea doloroso y puedas disfrutar al máximo de esta práctica de manera placentera y saludable. 

 

¿Por qué duele el sexo anal?

 

Algo que en terapia sexual repetimos mucho es: “Si el sexo anal duele, no se está haciendo bien”. Y es que es verdad: cualquier práctica sexual en la zona anal no genera dolor si se practica de manera saludable y placentera. Ni durante la penetración con pene. 

Como hemos dicho anteriormente, la desinformación y una educación sexual basada en  premisas heteropatriarcales –como el porno mainstream– han provocado que se practique el sexo anal de manera riesgosa y dolorosa. Por esta razón es muy común encontrar en urgencias a personas con objetos que no deberían de introducirse en el cuerpo dentro del ano; tales como un muñeco Buzz Light Year con las alas abiertas, frutas o verduras como un pepino o un plátano, botellas de vidrio, una botella de laca e inclusive un mando de televisión que, al sentarse en el sofá, entró por sí mismo. 

Es importante señalar que este tipo de prácticas son, además de dolorosas, muy riesgosas; ya que pueden dañar el tejido muscular y de fibras del suelo pélvico encargadas de prevenir disfunciones tales como: incontinencia urinaria y fecal, dolor al defecar, prolapsos, entre otros. 

De modo que, existe una alta incidencia de un sexo anal doloroso si se practica desde el desconocimiento y se copia desde películas negligentes con la salud sexual de las personas implicadas. Ya que no es lo mismo practicar sexo anal desde el placer y la educación, que desde el miedo, el desconocimiento y la inseguridad –esto último, sí, es lo que ocasiona el sexo anal doloroso–. 

sexo anal doloroso | blog de vibracions

 


❗️DATO CLAVE: La desinformación y una educación sexual basada en  premisas heteropatriarcales –como el porno mainstream– han provocado que se practique el sexo anal de manera riesgosa y dolorosa.


 

¿Qué puedes hacer para evitar un sexo anal doloroso?

 

Antes que nada –y sobre todo para evitar sexo anal doloroso–, es importante comprender cómo funciona la fisionomía del cuerpo – principalmente en la zona anal. Actualmente se sabe que existen distintos tipos de esfínteres, los órganos que permiten mantener cumplir con nuestras necesidades fisiológicas en un óptimo funcionamiento y estado: 

  • esfínter externo, el cual es un músculo estriado que permite la salida –y entrada– de manera voluntaria;
  • esfinter interno, el cual es un músculo liso y de reacción involuntaria –no se controla a voluntad– que apoya al esfínter externo en las tareas de expulsión de materia fecal, a ocluir la abertura anal para evitar la entrada de objetos que podrían dañar las paredes intestinales, y a detener el paso tanto de gases como heces líquidas. 

 

Generalmente hablando, la zona anal cuenta con una cantidad significativa de terminaciones nerviosas; tales como los nervios anales inferiores, el nervio pudendo y el nervio perineal. Por lo que esta zona suele ser MUY sensible a estímulos. Es decir, si se estimula de manera adecuada y placentera, el placer suele ser único e intenso; pero si se estimula si conocer el ritmo y las maneras –como por ejemplo, querer penetrar sin haber estimulado manual u oralmente–, puede ser muy doloroso. 

El esfínter externo se puede enseñar a dilatarse de manera voluntaria, ya que, como hemos dicho, es un músculo que se controla a voluntad. De modo que se necesita estimular adecuadamente al estímulo interno para que, de manera involuntaria, permita el paso de un dedo, un juguete anal o un pene. 

Recordemos que la zona es muy sensible debido a las terminaciones nerviosas de la zona, por lo que si de pronto sale algún resto de materia fecal – es algo MUY normal y basta con poner una toalla en la cama para garantizar no manchar las sábanas. 

 


BONUS:  Sexo anal: consejos para comenzar a disfrutar de esta práctica


Primer paso para sexo anal: dieta previa y lavativas anales 

 

En caso de que desees evitar estimular demasiado las terminaciones nerviosas como para encontrarte después con restos fecales, es importante contemplar los primeros pasos: una dieta rica en fibra y lavativas anales –enemas–. 

Primero que nada, en caso de que estés preparando una cita con un final feliz estimulando la zona anal, recomendamos que a lo largo del día elijas un menú ligero y rico en fibra. Esto ayudará a prevenir mal de panza, inflamaciones incómodas o gases innecesarios en esos momentos. 

Segundo, una lavativa anal o enema. Esto ayudará a limpiar los restos fecales que se encuentra en el ano, evitando que salgan a la hora de tener una penetración. 

lavativa anal | blog de vibracions

 


BONUS:  ¿Cómo hacer una ducha anal?


 

Lubricantes para evitar sexo anal doloroso

 

Generalmente hablando, existen tres tipos de lubricantes sexuales: los de base en agua, base en glicerina y base en silicona. Cada uno de estos tipos de lubricantes tiene una función específica; como por ejemplo, el lubricante de silicona es para un uso exclusivo de sexo anal y personas que sufren de resequedad vaginal.

Esto se debe a que el lubricante de silicona brinda una capa especial para prevenir heridas que pueden desencadenar infecciones de transmisión sexual –ITS–. Por ello es importante contemplar tener un lubricante de silicona en la mesita de noche si se plantea practicar sexo anal ese día. 

Las expertas certificadas en Sexología recomendamos un lubricante anal que permita sentir suavidad y relajación muscular –sin adormecer la zona–. Como por ejemplo, el lubricante anal Oh! Holy Mary de cannabis. Es un hidratante anal cuyas propiedades permiten relajar y dilatar la musculatura pélvica de la zona anal, facilitando la penetración en el esfinter externo. Se trata de un lubricante anal suave pero efectivo hecho en Catalunya. 

lubricante anal cannabis | blog de vibracions

Juguetes eróticos para sexo anal

 

Cuando hablamos de estimular la zona anal, es bien importante comprender que existen juguetes eróticos de uso exclusivo para esta práctica. Para identificar los juguetes sexuales anales basta con buscar aquellos que tengan tope para evitar la succión de los esfínteres, y tener que llegar a urgencias con un mando de la televisión, un juguete de Buzz Light Year con las alas abiertas, una botella de cristal o una botella de laca de la madre. 

Antes de probar una penetración anal con un pene, vale muchísimo más la pena empezar a estimular lenta y gradualmente. Por ejemplo: 

      • Empezar con un masaje suave en las nalgas y el ano –sin penetrar–. Con un lubricante de silicona, ir sólo acariciando, jugando, lamiendo. 
      • Plug anales –también conocidos como dilatadores anales–. Ayudan a entrenar al músculo a dilatarse gradualmente y a descubrir el placer autogestionado de la zona anal mientras se estimula el clítoris. Descubre más: ¡Sí a los plugs anales para todos los cuerpos! 
      • Bolas tailandesas. Este juguete erótico es ideal cuando se está disfrutando del sexo anal y de una penetración vaginal estimulando directamente el clítoris. De modo que cuando se esté a punto de tener un orgasmo, sacar las bolas tailandesas para incrementar la intensidad del orgasmo. Placer garantizado.  Descubre más: ¿Cuáles son las bolas tailandesas para mí? 
      • Estimuladores prostáticos. En el caso de las personas con pene, la estimulación directa en la próstata puede garantizar uno de los placeres eróticos más intensos. Descubre más: ¿Cómo usar un estimulador prostático?

 

plug anal | blog de vibracions

 


BONUS: ¿Es recomendable retirar el vello del ano? 


 

Consejos prácticos para disfrutar de sexo anal 

 

Es importante recordar que el sexo anal no debe doler, ya que si duele no se está haciendo bien. Por ello, consideramos algunos consejos y recomendaciones a la hora de ponerse a por ello: 

      • No seguir intentando la penetración si es evidente que a la persona que está siendo penetrada le está doliendo. Mientras más se fuerza, más daño y desgarro ocasiona. Existen otros tipos de estimulación anal además de la penetración, tales como el beso negro o la estimulación manual en la zona externa del ano. 
      • Usar sólo los juguetes eróticos para el uso anal – evita introducir objetos que no están diseñados para ello –aquellos que no tienen un tope–. 
      • Si vas a estimular la próstata, lo mejor es introducir el dedo limpio y con las uñas cortas. En caso de que lo desees, también puedes usar un preservativo para proteger la zona de un desgarro a la otra de introducir el dedo en el ano. 
      • Fomentar el after-care después del sexo anal incrementa la sensación de intimidad, seguridad y confianza. Descubre más: ¿Qué es el after-cara y por qué necesitas aplicarlo después del sexo? 

 

El objetivo del sexo anal es disfurtar de esta práctica, en especial si se trata de una zona con terminaciones nerviosas excesivamente sensibles y, si se estimulan adecuadamente, muy placenteras. Dile adiós a los tabúes y comienza a disfrutar un placer autogestivo y liberador. 

Autora de la nota: Sexóloga MJ Castañeda Aguirre
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × dos =