Filtrar por

Adelántate a la Navidad
Opiniones

Hay 5 productos.

Mostrando 1-5 de 5 artículo(s)

Filtros activos

Bolas Chinas

Bolas chinas

 

En esta sección nos encontramos con uno de los juguetes sexuales más conocidos: las bolas chinas.

Consiste en unas bolas sujetadas entre ellas mediante un hilo o cordón. Estas bolas contienen a su vez, una bola interna más pequeña, creando un vacío en las paredes.

Al moverte, las bolas del interior golpean las paredes de las externas, creando una agradable sensación de placer y estimulación.

 

Aunque, siempre han sido conocidas como un objeto de connotaciones placenteras, hemos de tener en cuenta que poseen una capacidad saludable que debería encabezar el posicionamiento en nuestras mentes.

 

Consiguen trabajar el suelo pélvico de las mujeres, fortaleciéndolo y ayudando así a tonificarlo. Ayuda sobre todo a las mujeres que, por diferentes factores, ya sea por ejemplo la edad, pueden estar sufriendo de incontinencias urinarias, además también ayuda a disminuir el riesgo de prolapso.

 

Consejos de uso

 

Antes de nada, una buena higiene de las bolas es vital para evitar infecciones. Las puedes meter durante 10 minutos en agua hirviendo de vez en cuando, y lavarlas con agua y jabón antes y después de usarlas.

 

¿Qué tipos de bolas hay?

El mercado es amplio e infinito, pero podemos encontrarnos con patrones que se pueden ir repitiendo.

Podemos encontrar de una única esfera, de dos esferas, de vibración por control remoto, con aplicador…

Pero sobre todo, lo que más debemos tener en cuenta serían factores como:

-       El material: Aconsejamos las bolas de silicona o de ABS/PC de grado médico. Hay que evitar los materiales porosos, incluido el plástico. También hay que fijarse en el material del hilo, que no sea de cordón, ya que puede contener bacterias por lo poco higiénico del material.

-       El peso: Es interesante usar bolas chinas de un peso más ligero al principio. Caemos en el peligro de frustrarnos si usamos una demasiado pesadas desde un principio y que se nos puedan caer. En el mercado podemos encontrar bolas desde 28gr hasta de 100gr.

En referente a esto último en esta página podemos encontrar las Pelvic Balls, unas bolas perfectas para poder trabajar el suelo pélvico usando diferentes pesos. Estas te permiten cambiar la bola interior escogiendo el peso de la misma. Si quieres, al principio podremos escoger la más ligera, y avanzar poco a poco hasta dominar todas las bolas.

 

¿Cuánto tiempo debería llevarla puesta?

 

Lo más importante es tener una progresión para no forzar nuestros músculos. Al principio es interesante caminar con ellas durante unos 15 minutos. Por lo menos este periodo debería alargarse unas dos semanas, y después de ello ya estaríamos preparadas para pasar a los 30 minutos.

Si por lo que fuera, notáramos alguna molesta al día siguiente, sería interesante hacer un poco de reposo un par de días y volver al tiempo anterior en cuanto las volvamos a usar.

 

Se me caen las bolas, ¿qué hago?

 

Si no pudiéramos con las bolas porque nuestro suelo pélvico está muy debilitado, existen ejercicios que podemos hacer mientras nos tumbamos en la cama. El más sencillo sería intentar tirar del cordón para que salgan, y al mismo tiempo, usando nuestra musculatura vaginal, deberíamos hacer fuerza contrayendo las paredes de la vagina, evitando que salgan.

Así, en poco tiempo, practicando cada día, conseguiremos que las bolas chinas no se nos caigan.

 

Esperamos haberte ayudado con tus dudas, y a que te decantes por la mejor opción.